Diário do Espectador A Cidade dos Rios Invisíveis: Omar Villareal

Coletivo Estopô Balaio | 21 de Maio de 2016

Depoimento do viajante Omar Villarreal Salas, em espanhol:

 

Una tarde hermosa en esa otra ciudad Monstruo de América Latina... De esta forma es como conocí historias que jamás saldrán de mi memoria ¿Memoria? Sí, memoria de aquellas historias que ocurren todos los días, a los más desventurados, y que cuando son recogidas por las cámaras se ven reducidas al entretenimiento de mediodía, pero para quienes las viven son la manera de luchar por la vida, por una vida mejor.

Los pobladores del Jardim Romano, una colonia periférica de Sao Paulo, son los protagonistas de sus propias historias, que con ayuda del colectivo Coletivo Estopô Balaio, son presentadas en esta pieza. ¿Teatro? ¿Realidad? ¿Importa acaso? Un río contaminado se desborda e inunda las casas, esas casas que apenas pueden son moradas al tiempo que son construidas, con lucha y mucho sufrimiento.

Los pobladores se confunden entre los actores (o al revés). Ríen, bailan, cuentan sus historias ante cámaras (reales o imaginarias) un desdoblamiento de la tragedia para ser vista, para ser atestiguada. Una mujer se pregunta si es justo ser pobre, y tener tan solo una pequeña casa, que es llevada por las aguas del río contaminado. Desde hace algún tiempo que me pregunto sobre la utilidad que tienen las artes en nuestras vidas. No porque las considere inútiles, sino porque me gusta preguntar y preguntarme.

Después de ver esta pieza no me queda duda por qué las necesitamos. Las artes son (cuando han sido meditados profundamente sus propósitos y cuando se confunden entre la gente común y emergen desde allí) una herramienta poderosa para hacer visible lo invisible, para no olvidar, para tener memoria de lo que importa y que a veces se nos olvida. Bendecidos sean los que a través de las artes o de cualquier otro medio nos recuerdan lo importante. Lí Marina, gracias por abrirme una ventana a tú ciudad, a tí.

Comente